6.3. EFICIENCIA TÉCNICA Y ECONÓMICA

Como vimos en el punto 6.1, un proceso productivo es el conjunto de actividades que me permiten transformar una serie de inputs o factores productivos en outputs o bienes y servicios elaborados.

La forma de combinar los recursos productivos es decir el proceso que se lleve a cabo o la tecnología utilizada, nos puede llevar a diferente cantidad de producción o de unidades producidas por unidad de tiempo.

Por ejemplo, no es lo mismo fabricar una mesa artesanalmente con martillo y sierra tardando 5 días en fabricarla, que utilizar maquinaria eléctrica o maquinaria especializada, tardando 15 minutos en fabricarla. El segundo caso nos llevara a una cantidad de producción mayor por unidad de tiempo, por lo que en términos económicos diremos que la segunda forma de producir es más eficiente.

Para medir la cantidad de producción que se puede producir con una tecnología dada se usa la función de producción, si llamamos a las unidades de factor trabajo L y a las unidades de factor capital K, tendremos que la cantidad producida es :

Si se varían los factores productivos de una determinada tecnología se obtienen distintos niveles de producción, por ejemplo con una producción artesanal de mesas podríamos tener la siguiente función de producción:

Es decir si combino 1 trabajador y una máquina puedo producir una mesa por unidad de tiempo, si combino 5 trabajadores y 2 máquinas puedo producir 10 mesas por unidad de tiempo y si combino 10 trabajadores y 4 máquinas puedo producir 30 mesas por unidad de tiempo.

Supongamos que ahora se cambia las máquinas de la empresa por unas más potentes y más autónomas y formamos a los trabajadores, la función de producción cambiaría teniendo:

Es decir con los mismos recursos voy a producir mucho más, por lo que se puede decir que está tecnología es más eficiente técnicamente hablando o más productiva.

Por lo que ahora estamos en disposición de definir que se entiende por eficiencia técnica y económica.

La eficiencia técnica mide cómo de bien se están utilizando los recursos en terminos de producción, pudiendo afirmar que:

Una tecnología A es más eficiente técnicamente hablando que una tecnología B, si con los mismos recursos puedo producir más, o con menos recursos puedo producir lo mismo o más.

Veamos un ejemplo: Dadas las siguientes cuatro tecnologías que nos permiten producir un determinado producto:

vamos a compararlas para ver si hay alguna ineficiente técnicamente hablando, para ello las vamos a comparar dos a dos.

Al comparar la tecnología A con la B:

Vemos que para producir 100 unidades de producto, la A utiliza más máquinas pero utiliza menos trabajadores, por lo que no se puede decir que una sea ineficiente frente a la otra.

Al comparar la tecnología A con la C:

Vemos que para producir 100 unidades de producto, la C utiliza más máquinas que A y los mismos trabajadores, por lo que está utilizando 2 máquinas más que A para producir lo mismo, es decir C es ineficiente frente a A.

Al comparar la tecnología A con la D:

Vemos que la tecnología A utiliza más máquinas que la D pero menos trabajadores y además no producen lo mismo por lo que no podemos decir que una sea más eficiente que la otra o que A o D sean alguna ineficiente desde el punto de vista técnico.

Al comparar la tecnología B con la D: (C ya sabemos que es ineficiente)

Al igual que en el caso anterior, no producen lo mismo pero vemos que utilizando los mismos recursos la tecnología B produce 10 unidades de producto más que la D por lo que se puede decir que D es ineficiente frente a B.

En conclusión las tecnologías A y B son técnicamente eficientes y las tecnologías C y D son ineficientes.

Ahora bien, si tuviéramos que elegir una de las dos tecnologías, con cuál nos quedaríamos, para poder dar una respuesta necesitaríamos saber cuánto cuesta a la empresa la tecnología A y cuánto le cuesta la tecnología B para elegir la más barata, a eso se le conoce como eficiencia económica.

Una tecnología A es eficiente económicamente frente a una tecnología B, si es más barata, es decir si produce lo mismo a menor coste, o produce más al mismo o menor coste.

En el ejemplo anterior podemos introducir los costes de cada trabajador y de cada unidad de capital y así poder calcular el coste de cada tecnología. No vamos a calcular el coste de la tecnología C Y D porque eran ineficientes técnicamente hablando y por lo tanto también lo van a ser desde un punto de vista económico.

Si cada trabajador le cuesta a la empresa 8€ y cada máquina le cuesta a la empresa 20€.

Tenemos que el coste de la tecnología A son 8 trabajadores por 8€ cada trabajador que hace 64€ más 8 máquinas por 20€ cada máquina que son 160€, lo que hace un coste total de la tecnología A de 224€.

En el caso de la tecnología B tenemos: 10 trabajadores por 8€ cada trabajador que hace 80€ más 6 máquinas por 20€ cada máquina que son 120€, lo que hace un coste total de la tecnología B de 200€.

Por lo que nos quedamos con la tecnología B porque el coste de producir 100 unidades de producto es menor, es decir habría un ahorro de 24€ (224-200), siendo B frente a A eficiente desde un punto de vista económico.

Si quieres repasar lo puedes hacer con la siguiente infografía:

Además puedes hacer el edpuzzzle de la unidad: