5.4. EL CONTRATO DE TRABAJO

Una vez vista en el apartado anterior la normativa laboral, nos vamos a centrar en el contrato de trabajo o el acuerdo privado entre el trabajador y el empleado, donde se acuerdan las condiciones que van a regular la relación laboral.

Los contratos de trabajo se pueden clasificar según:

  • El número de horas contratadas:
    • A tiempo completo: Se trabajan las horas que marcan como jornada completa en el convenio colectivo correspondiente y si no hay en el estatuto de los trabajadores, es decir 40 horas a la semana.
    • A tiempo parcial: Se trabajan menos horas que marcan como jornada completa en el convenio colectivo correspondiente y si no hay en el estatuto de los trabajadores.
  • La duración del contrato:
    • Indefinido: No tiene fecha de finalización también se conocen como fijos y se dividen en:
      • Fijo ordinario : Se contrata para un trabajo que se va a desarrollar todo el año
      • Fijo discontinuo: se contrata para un trabajo que se va a desarrollar una temporada pero se repite todos los años.
    • Temporal: Tiene fecha de finalización, los contratos temporales más habituales son:
      • Eventual o por circunstancias de la producción: Hay un aumento de la demanda de trabajo.
      • Por obra y servicio: Dura lo que dura la obra o el proyecto por el, que se contrato al trabajador.
      • Interinidad: Sustituye a un trabajador estable en la empresa.
      • Formativos: Se contrata a un trabajador sin experiencia laboral, diferenciando:
        • En prácticas: Si se contrata requiriendo título universitario o título de FP.
        • Formación y aprendizaje: Sin título.

Para repasar y ver si lo has entendido, puedes hacer el siguiente edpuzzle: