3.7. RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

Una empresa es socialmente responsable si con sus actos no perjudica a la sociedad y si ayuda a contribuir a conseguir una sociedad mejor es decir donde sus habitantes tengan una mejor calidad de vida.

Si nos preguntan por qué una empresa ha de ser socialmente responsable, podríamos justificarlo con dos argumentos:

  • La empresa forma parte de la sociedad y por lo tanto debe contribuir a su mejora.
  • Hay empresas que con su actividad generan costes sociales, por lo que deberían tomar acciones para eliminar, minimizar o compensar esos costes, como por ejemplo la contaminación o el ruido.

La responsabilidad social tiene que ir más allá de cumplir la ley, porque cumplir la ley es obligatorio, por lo que podemos definir la responsabilidad social como:

  • Acciones que voluntariamente realiza la empresa y que contribuyen a mejorar la sociedad.

Además de cumplir la ley, que como antes hemos comentado es obligatorio, ser socialmente responsable implica tener un comportamiento moralmente correcto es decir no tratar de engañar a clientes o proveedores, pagar los impuestos que corresponden sin buscar triquiñuelas legales, cumplir con los compromisos adquiridos, pagar salarios justos a los trabajadores etc.

Las medidas o acciones de responsabilidad social que una empresa puede realizar se pueden clasificar en distintos ámbitos:

  • Medidas enfocadas a mejorar el medioambiente:
    • Diseño de productos o procesos respetuosos con el medioambiente.
    • Uso eficiente de los recursos.
    • Realización de una “Evaluación ecológica” de los proveedores, respecto a sus estándares medioambientales.
    • Energías limpias.
    • Reciclado. Reutilización de productos. Economía circular.
    • Gestión de residuos, reducción de residuos, polución y contaminación..
    • Concienciación a todas las partes implicadas en la organización. (Proveedores, clientes, trabajadores, etc.) de la importancia del medioambiente para el futuro de las generaciones venideras.
  • Medidas enfocadas a mejorar el bienestar de la sociedad:
    • Patrocinio de cultura y deportes.
    • Mejora de infraestructuras locales.
    • Donaciones en metálico o especie a asociaciones, ONGs, hospitales, escuelas, etc,
    • Creación de organizaciones sin ánimo de lucro y fundaciones.
    • Participar en las actividades del entorno cercano.
  • Medidas enfocadas a mejorar la vida de los trabajadores:
    • Políticas de promoción y mejora de salarios.
    • Retribuciones justas ajustadas al tipo de trabajo.
    • Formación continua.
    • Medidas de conciliación de la vida familiar y laboral.
    • Buen entorno de trabajo: guardería, gimnasio, etc.
    • Mejora de las condiciones laborales que marca la ley. Días de asuntos propios, seguros, planes de pensiones, etc.
    • Participación en beneficios.
    • Información, comunicación y transparencia sobre las decisiones de la empresa.
  • Medidas enfocadas a las relaciones con nuestra redes comerciales:
    • Atención al cliente de calidad.
    • Productos ampliados pensando en las necesidades reales de los clientes.
    • Políticas de precio justo.
    • Publicidad ética.
    • No retraso en los pagos a proveedores, cumpliendo los acuerdos.
    • Creación de alianzas.

El llevar a cabo estas medidas tiene ventajas para las empresas:

  • Mejora la imagen de la empresa: añadiendo valor, diferenciándola de la competencia
  • Genera fidelidad en clientes y proveedores, por que saben que con su compra dan apoyo a una empresa socialmente responsable y que es una empresa que cumple sus acuerdos.
  • Aumenta la motivación de los trabajadores, porque saben que están trabajando en una empresa socialmente responsable.

Pero la mejora de la imagen y fidelidad de los clientes tendrá lugar siempre y cuando la política llevada a cabo por la empresa sea coherente con sus acciones de Responsabilidad social, además si eres una empresa socialmente responsable debes darlo a conocer porque si tus clientes no saben que eres socialmente responsable no aumentarán las ventas, ni obtendrán las ventajas arribas comentadas.

Para medir el impacto social de la empresa se utiliza el balance social, que es un documento voluntario que recoge las actividades de la empresa desde una perspectiva social dando información de los costes y beneficios sociales que son generados por la empresa.

El balance social va a permitir medir, comparar, evaluar y controlar las acciones de Responsabilidad Social llevadas a cabo por la empresa.

Imagen de agrega.juntadeandalucia.es/

Para ver si has entendido el apartado puedes realizar el siguiente edpuzzle: