11.13 EL MERCADO DE VALORES

Vamos a acabar el tema hablando del mercado de valores, también conocido como la Bolsa de valores.

El mercado de valores es el lugar donde las empresas y el Estado buscan financiación de los ahorradores e inversores.

Las empresas, consiguen financiación en este mercado principalmente mediante la venta de acciones a cambio de ciertos derechos, como puede ser la participación en el reparto de beneficios y el Estado consigue financiación a través de la venta de títulos de deuda pública, que para simplificar agruparemos todos los tipos bajo el nombre de bonos, con su venta el estado consigue financiación a cambio de un interés y de devolver el dinero prestado en el plazo estipulado.

TIPOS DE MERCADOS

Cuando hablamos de mercado, de valores, hablamos de dos tipos de mercados:

  • El mercado primario, donde se emiten los valores por primera vez
  • El mercado secundario que busca dar liquidez al sistema y es donde se compran y se venden los títulos ya emitidos en el mercado primario.

Para operar en estos mercados es necesario hacerlo a través de una sociedad mediadora que son los conocidos brokers y dealers, los primeros actuando en representación de terceras personas y los segundos operando por cuenta propia.

Veamos un poco más detalladamente cómo funcionan estos mercados:

En el mercado primario tenemos que las empresas y el Estado emiten los títulos por primera vez y estos títulos son comprados por las sociedades mediadoras que los hacen llegar a sus clientes.

Sin embargo, en el mercado secundario se intercambian entre los inversores los títulos ya emitidos y lo que se hace es poner en contacto a compradores y vendedores, permitiendo que si alguien quiere vender un título, sea fácil encontrar a alguien que lo quiera comprar.

Los principales valores intercambiados son la deuda pública o mercado de bonos y el mercado de acciones.

MERCADO DE BONOS

En el mercado de bonos, los ahorradores prestan dinero al Estado, por ejemplo la compra de un bono cuesta 100 € y el Estado se compromete a pagar un interés, digamos del 3% anual y devolver el dinero prestado al cabo de un plazo, por ejemplo cinco años.

Por lo tanto, un inversor que compra este bono sabe que está prestando 100 €, pero a cambio va a recibir un cupón de 3 € anual y que cuando pasen cinco años recibirá el cupón de ese año más los 100 € que había prestado.

El interés que paga el Estado y el precio que se paga por este título en el mercado secundario si se vende antes del 5.º año va a depender principalmente de dos factores:

  • La prima de riesgo, que es lo que se paga de más, por el riesgo que tiene un país de no poder hacer frente a su deuda o por la desconfianza que genera a los inversores. En el caso de España y de los países de la unión monetaria, el sobrecoste o la prima de riesgo se calcula respecto al bono alemán a diez años, por ejemplo, el pico más alto de la prima de riesgo de España frente a Alemania se tuvo en agosto de 2012, llegando a alcanzar una prima de riesgo de 570 puntos. Es decir, que España tenía que pagar un 5,7% más por financiarse de lo que hacía Alemania con el bono a diez años. Actualmente a 2 de mayo de 2022 la prima de riesgo se sitúa en 106 puntos, es decir, que estamos pagando un sobreprecio de 1,06% sobre el interés del bono alemán a 10 años.
  • El tipo de interés medio del mercado que vamos a ver cómo afecta al precio de los bonos en el mercado secundario, mediante un ejemplo. esto lo vamos a ver con un ejemplo. Supongamos que el tipo de interés medio del mercado es del 8%, es decir, que un inversor que quiere comprar valores espera obtener una rentabilidad media esperada del 8% y supongamos que una persona que compró un bono a cinco años al 3% de interés quiere vender este título y lo va a hacer en el tercer año.


Por lo tanto, si el comprador compra el título a 100 €, obtendría una rentabilidad del 3%. pero sin embargo, si invierte en cualquier otra inversión del mercado, tendría una rentabilidad media del 8%. Por lo tanto, ningún comprador compraría algo al 3% si puede conseguir un 8%. Para poder acceder a comprar el bono al 3% pedirá una rebaja del nominal del bono es decir de los 100€, esa rebaja debe compensar el diferencial de interés perdido, por lo que en vez de pagar 100 €, que es lo que costó el título cuando se emitió, se pagará menos de 100 €.

Por lo tanto, si el interés del mercado es superior al interés del bono, el precio que se va a pagar por el bono en el momento en que se compre es inferior al que costó cuando se emitió.

Por otro lado, si el tipo de interés medio del mercado es inferior a la rentabilidad del bono, por ejemplo, fuera el 1%, el precio que se pagaría en el mercado secundario sería superior al nominal del título, porque el comprador va a obtener un 3% de rentabilidad y sin embargo en el mercado obtendría de media un 1%, por lo que todo el mundo querría comprarlo y esto hará que suba el precio.

Por lo tanto, el tipo de interés de mercado hay que tenerlo en cuenta cuando se pone el precio de venta a los bonos en el mercado secundario, pero también en el mercado primario, porque si el emisor de los bonos por ejemplo el estado necesita más dinero, tendrá que ofrecer un tipo de interés acorde al que hay en el mercado, porque si no, ningún inversor compraría deuda pública si en otro tipo de inversión podría obtener una rentabilidad muy superior.

MERCADO DE ACCIONES

Las acciones son los títulos que suelen emitir las empresas. En el mercado de acciones lo que se va a hacer es comprar y vender acciones.

La cotización o el precio de intercambio va a depender de la oferta y la demanda de las acciones:

  • Si hay exceso de oferta, el precio tenderá a bajar
  • Si hay exceso de demanda, el precio tenderá a subir.

La oferta y la demanda de acciones va a depender principalmente de tres factores:

  • De la marcha de la empresa, es decir, de la evolución de la empresa medido por ejemplo por la generación de beneficios o por el crecimiento de la empresa.
  • De las expectativas de los inversores, es decir, de la confianza que tienen los inversores en la empresa en la que van a invertir, es decir de la esperanza de obtener beneficio y cómo va a ir el mercado y la economía.
  • Del tipo de interés, ya que si por ejemplo, los tipos están bajos y otras inversiones, como los depósitos a plazos o la deuda pública no dan casi interés, pues muchos inversores intentarán entrar en mercados más atractivos desde el punto de vista de la rentabilidad, ya que el mercado de acciones es más arriesgado, pero también la rentabilidad media que ofrece es mayor.

Para seguir la evolución del mercado de acciones se utilizan los índices bursátiles que miden la evolución de los valores más representativos de la Bolsa.

En España se utiliza el Ibex 35, que muestra la evolución de las 35 empresas con mayor volumen de cotización en el mercado.

Esta evolución se puede hacer a tiempo real en el mercado continuo, también conocido como SIBE, (Sistema de interconexión bursátil español) que permite operar en bolsa en tiempo real.

Pinchando sobre la siguiente imagen puedes acceder a web de la bolsa de Madrid con las cotizaciones de las acciones de las empresas que forman el IBEX 35:

La siguiente imagen resume el apartado:

Puedes hacer el edpuzzle del epígrafe:

UD 12: Comercio Internacional