10.3. FINANCIACIÓN INTERNA O AUTOFINANCIACIÓN

Como vimos en el apartado anterior la financiación interna son aquellos recursos que se generan dentro de la empresa, por las ventas que realiza la empresa y por tanto es financiación propia, ya que estos recursos pertenecen a la empresa y no hay que devolverlos.

Como hemos dicho la financiación interna o autofinanciación es generada por la actividad de la empresa que en su funcionamiento obtiene un nivel de beneficios.

Para entender cómo se va generando la financiación vamos a partir del primer nivel de beneficio: EBITDA (beneficios antes de intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones), este primer nivel se calcula como los ingresos por las actividades de la empresa menos los gastos de funcionamiento o gastos de explotación.

De este primer nivel de beneficio habrá partidas que se queden dentro de la empresa y éstas serán la autofinanciación de la empresa y otras que saldrán como los impuestos o los dividendos. Vamos a empezar a ver estas partidas en orden.

FONDO DE AMORTIZACIÓN:

La amortización mide la depreciación de las inversiones en elementos de inmovilizado como locales, muebles, ordenadores o camiones, entre otros.

Estos elementos van perdiendo valor debido al paso del tiempo, al uso o a la obsolescencia, por lo que la empresa debe contabilizar esa pérdida de valor.

Además, Hacienda permite recuperar esa depreciación de los beneficios que se van generando, durante toda la vida útil de la inversión, a ese dinero que se recupera se le conoce como amortización y cada año ese dinero se va acumulando en un fondo que se conoce como fondo de amortización que nos permitirá cuando acabe la vida útil de la inversión poder renovarla sin tener que usar otras fuentes de financiación.

Esta operación deja intacto el patrimonio neto de la empresa, puesto que lo que se pierde de valor debido a la depreciación, se recupera de los beneficios.

Por ejemplo si la empresa compra un coche por 20.000€ cuya vida útil estima en cinco años, y estima que el desgaste de cada año es el mismo, cada año se desgastará 4.000€, pero esos 4.000€ los podrá recuperar de los beneficios constituyendo un fondo para cuando el coche tenga que ser renovado disponer de ese dinero.

En el siguiente cuadro se ve la amortización o el desgaste sufrido y el dinero acumulado en el fondo:

Este fondo de amortización forma parte de la financiación interna de la empresa, ya que proviene de los beneficios.

Puedes hacer un edpuzzle sobre la amortización:

FONDO DE PROVISIÓN:

Las provisiones son gastos que la empresa sabe que van a ocurrir en el futuro, es decir gastos futuros muy probables. La empresa va a guardar el dinero que necesita para afrontar esos gastos de los beneficios, para que cuando los gastos sean reales la empresa cuente con ese dinero y no tenga que acudir a otras fuentes de financiación. Permitiéndole mantener su riqueza.

Ejemplos de gastos que se pueden provisionar son los gastos que le supondrían a una empresa un juicio que sabe o cree que va a perder con una alta probabilidad, así cuando llegue el juicio la empresa contará con ese dinero que ha apartado de los beneficios para hacer frente a ese gasto.

AUTOFINANCIACIÓN DE MANTENIMIENTO

Por lo que del EBITDA inicial se va a sacar un dinero para el fondo de amortización y un dinero para los fondos de provisiones siendo estos dos fondos lo que forman la autofinanciación de mantenimiento, ya que ambos fondo hacen que la empresa mantenga su riqueza y su patrimonio.

Además, estos dos fondos permiten a la empresa reducir su beneficio final y por lo tanto también pagar menos impuestos porque reducen el beneficio antes de impuestos.

El siguiente nivel de beneficios es el EBIT o BAII es decir el beneficio antes de intereses e impuestos que se calcula restando al beneficio anterior la autofinanciación de mantenimiento.

Para poder llegar al beneficio final o neto la empresa ha de calcular el resultado financiero y ha de pagar impuestos.

Con este resultado final del ejercicio la empresa tiene dos opciones:

  • Repartir el beneficio entre los socios, lo que se conoce como dividendo
  • Constituir reservas que aumentarán la riqueza y el patrimonio de la empresa

AUTOFINANCIACIÓN DE ENRIQUECIMIENTO

Las reservas o los beneficios finales no distribuidos entre los socios forman lo que se conoce como autofinanciación de enriquecimiento, ya que la empresa va a aumentar su patrimonio neto y por tanto va a aumentar su riqueza, lo que le permitirá realizar nuevas inversiones o crecer.

Hay distintos tipos de reservas, las más comunes son:

  • Reservas legales: La ley marca las reservas que una empresa ha de constituir. Por ejemplo las cooperativas deben constituir un fondo de reserva legal.
  • Reservas estatutarias: Son las establecidas en los estatutos de la empresa
  • Reservas voluntarias: Una vez conocido el resultado del ejercicio, se puede constituir de forma voluntaria un fondo de reserva adicional.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA AUTOFINANCIACIÓN

Entre las ventajas de la autofinanciación nos podemos encontrar las siguientes:

  • Aporta liquidez sin tener que depender de la financiación ajena
    • Dando autonomía a la empresa y libertad en la toma de decisiones
    • Muchas veces es la única forma de financiarse las PYMEs, (pequeñas y medianas empresas)

Entre los inconvenientes de la financiación interna tenemos los siguientes:

  • Ofrece menor rentabilidad a los socios vía dividendo, porque la empresa tiene que decidir si destina los beneficios a reservas o a dividendos.
  • Se pueden emplear en inversiones poco rentables porque al no tener un coste implícito, puede no valorar bien las inversiones a las que dedica estos fondos
  • Se generan de forma gradual y lenta, ya que dependen de los beneficios.

Puedes ver el edpuzzle del apartado:

La siguiente imagen resume el tema: